Cómo optimizar mi sonda de 10 MHz para hacer ecografía cutánea

Una de las cuestiones que se plantean más frecuentemente en los talleres de ecografía cutánea es : ” ¿Puedo hacer ecografía cutánea con mi equipo aunque no sea de alta frecuencia? “ La respuesta es si, si optimizas tu equipo.

Te  tengo que contar que mis primeras imágenes fueron con un equipo de ecografía que alcanzaba la astronómica cifra de : 10 MHz. 

Esta imagen corresponde a aquella época….ecografia cutánea

¿ Adivinas qué es?

Por lo menos sabrás que es una lesion de la boca. Es un corte transversal de un quiste mucoide. 

Esta imagen la estuve utilizando en mis primeros cursos con SEECO hasta que tuve acceso una máquina mejor.

Te prometo que esta imagen esta ecografía está hecha con una máquina de 10 MHz.

Muy bien ajustada…..

Paso 1: Profundidad al mínimo posible.


Es el primer paso que tienes que ajustar. Muchas veces olvidamos que nuestra máquina tiene un control de profundidad que nos permite dirigir todos nuestros cristales piezoeléctricos a la parte más superficial de la zona a estudio.

Este control es diferente del zoom que simplemente amplia una imagen sin aumentar su resolución

Paso 2:  Gel  2 cm y foco en superficie

La idea es “engañar” al equipo haciéndole pensar que estamos trabajando a 2 cm de profundidad. Interponiendo una gruesa capa de gel y ajustando el foco a esa profundidad conseguimos que el equipo enfoque de manera óptima el ultrasonido a esa distancia, obteniendo una resolución óptima

Obvia decir que la frecuencia deberíamos ajustarla al máximo posible

Paso 3 :Un toque de zoom, siempre con moderación 

Personalmente no me gusta el zoom para realizar exploraciones ecográficas pero en ocasiones es necesario recurrir a el cuando la máquina no da más de si. Es muy fácil perderse en una imagen con zoom, pero si conseguimos hacer un zoom ” panorámico” podemos obtener imágenes muy curiosas que no tienen nada que envidiar a otras de mayor resolución.

Quiste supraciliar, imagen con sonda de 10 MHz

Y estos son mis tres ajustes favoritos para convertir una una sonda de 10 MHz en una herramienta para salir del paso con honores a la hora de hacer una ecografía cutánea.

La ecografía cutánea no es cuestión del número de Megahercios muchas veces depende del número de neuronas del que la hace.

F. Alfageme

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *