Quiero un ecógrafo: 7 maneras de conseguir un ecógrafo para ecografía cutánea.

 

milestones

Detrás de cualquier obstáculo hay una oportunidad

 

Una de las mayores limitaciones a la hora de realizar ecografía cutánea es conseguir un equipo para lanzarse a este apasionante mundo.

No todo el mundo puede invertir en un ecógrafo propio y a veces es necesario conseguirlo de maneras alternativas e ingeniosas..

Consideraciones:

  • No centrarse en  POSEER un equipo sin en DISFRUTAR de un equipo (aunque sea del vecino).
  • No centrarse en los MEGAHERCIOS sino en NEURONAS , no es necesario empezar con el top en calidad.
  • Si el ecógrafo no viene a mi yo tendré que ir al ecógrafo.
  • Los equipos suelen estar infrautilizados.

 

 

boats

Esta imagen me recuerda a los ecografos abandonados

que podemos encontrar cerca de nosotros.

Y ahora si las 7 maneras de conseguir un ecógrafo:

  1. Visit your neighbours .Visita a tus compañeros reumatólogos, rehabilitadores, endocrinos, que utilizan sondas lineales. Háblales de lo importante que es la ecografía cutánea ( ¡hay un libro ya y todo!) y lo que os podéis beneficiar mutuamente.
  2. Acoge un ecógrafo, el no lo haría. No sabes la cantidad de ecógrafos que hay arrinconados en tu hospital que necesitan volver a funcionar en manos de alguien que los valore.
  3. Solicita una beca FISH para conseguir equipamiento para un proyecto. Suelen salir en enero y pueden dar hasta 50000 euros en equipacion.
  4. Propón un proyecto en ecografía cutánea  a algún laboratorio. relacionado con sus productos y explica como la ecografía cutánea puede reafirmar su imagen de producto y empresa.
  5. Más vale segunda mano que ciento volando Hay  numerosos equipos de segunda mano en las páginas habituales ( E-bay, segundamano)
  6. Ambiente propicio: quirófano. Los quirófanos son ambientes en los que suelen encontrarse ecógrafos infrautilizados. Habla con el anestesista y coméntale  que lo quieres utilizar de vez en cuando para algún caso (siempre puedes intercambiar algún servicio con él/ella)
  7. Si puedes y quieres dedicarte a la ecografía cutánea puedes comprar un equipo nuevo, las casas  pueden ofrecerte métodos de financiación que pueden hacer que compres un equipo casi sin darte cuenta ya sea a título individual o como cooperativa profesional con otros compañeros interesados en el tema (la unión hace la fuerza).

 

 Mi opinion, y aunque suene místico es: ”  Empieza a trabajar, que cuando el ecografista  está preparado, aparece el ecógrafo”

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *